Una noticia, y un montón de opiniones

Son incontables el número de noticias que a diario suceden en el mundo; o en medio día, o en una hora, a veces hasta en cinco minutos. No se puede negar que esto dota de bastante emoción a la vida, a veces de demasiada, porque por desgracia no siempre son buenas ni agradables: no hay más que ver los últimos días, cómo nos sobrecogen las imágenes de los desastres producidos por el huracán Irma, o no hace demasiado tiempo, las noticias sobre atentados terroristas como el de Barcelona.

Pero también las hay amables, cómo no, aunque por desgracia esas no son precisamente las que llenan los telediarios. ¿Podríamos decir que los informativos son sensacionalistas y algo pesimistas adrede? Bueno, es bien cierto que esos sucesos que no agradan a nadie no tendrían tanta difusión, porque nadie hablaría de ellos en un blog de opinión como éste, aunque tal vez sí, quién sabe; así que diremos entonces que en todo caso es un mal necesario, pues son cosas que suceden en el mundo y de las que debemos estar enterados, aunque no sea la razón por la que nos levantamos por la mañana.

Sin embargo, lo que mas me apasiona de un blog como éste, en el que iremos dando cuenta de noticias curiosas y que no se divulgan tan fácilmente, es la cantidad de opiniones que se pueden verter sobre cualquier asunto; y es que es bien cierto de que siempre hay un roto para un descosido, y como tal, una opinión por cada persona. Porque incluso aunque un grupo de personas se posiciones en la misma opinión sobre cualquier suceso, seguro que cada uno de ellos tiene una opinión propio, y precisamente eso es lo que me gusta del mundo de la actualidad: lo que cada cual puede llegar a pensar.

Así que aquí no habrá censura de ninguna clase (a las opiniones me refiero, no a la forma de darlas, que no deben perderse y que deben estar llenas de respeto ante todo): cada cual podrá decir lo que quiera, y los demás aceptar o rebatir su opinión según sea el caso. Es una cosa interesante eso de poder confrontar nuestras opiniones, lo que nos hace seres civilizados y dispuestos a vivir con el resto del mundo, ¿no lo creéis así?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *